Web Site Maker

Servicio

Minimizar el impacto medioambiental.

Ecología de la planta de producción

Después de llevar a cabo un análisis sistemático, Schindler ha decidido centrarse en aquellas áreas de la ecología de los centros de producción donde nuestras acciones pueden tener mayor impacto. En 2012, obtuvimos la certificación ISO 14001 para el 70% de nuestras plantas de producción en todo el mundo.


La aplicación de la norma ISO 14001 va acompañada de una definición periódica de objetivos para los indicadores clave. Incluye iniciativas para reducir los impactos ambientales y el consumo de agua y la generación de residuos. 


Otra área de atención es el uso reducido de componentes orgánicos volátiles a través de una transición gradual de pinturas con base solvente a pinturas con base de agua en los últimos años.


La flota de servicio es una de nuestras áreas de atención. Casi dos terceras partes del impacto ambiental total de Schindler está generado por nuestra flota de servicio de alrededor de 20.000 vehículos en todo el mundo.


Los avances tecnológicos y reducciones en el consumo de combustible y emisiones que han sido logrados de manera constante a medida que nuevos vehículos entran en el mercado, crean oportunidades para que mejoremos nuestro propio rendimiento medioambiental en esta área. En 2012 introdujimos una nueva Global Fleet Policy (política de flota global) que establece estrictos objetivos internos para la sustitución de la tecnología menos eficiente. También incluye un conjunto de normas sobre seguridad y emisiones. La aplicación de esta nueva política nos permitirá beneficiarnos de una tecnología mejorada a la vez que reducimos las emisiones de carbono globales de Schindler.


Nuestro objetivo es reducir las emisiones de CO2 de nuestra flota de servicio en un 30% por unidad para el 2016 en comparación con el nivel de emisiones registradas en el 2012. Esto se logrará de manera gradual a medida que los vehículos se reemplazan y los empleados se forman sobre métodos de conducción ecológica.