Mobirise Web Builder

Terminología SyRSC

Vocabulario que debes

conocer sobre sostenibilidad y RSC

Acción Social: dedicación de recursos empresariales a proyectos de desarrollo socioeconómico que apoyan a personas desfavorecidas, en las áreas de integración social, salud, educación, formación profesional, arte, cultura, medio ambiente y empleo.


Buenas prácticas: conjunto de acciones desarrolladas que se generan por la empresa que tienden a optimizar los resultados.


Capital Social: agrupa las relaciones de la empresa con los diferentes agentes sociales que actúan en su entorno, garantizando la sostenibilidad y la responsabilidad tanto con la sociedad como con el medioambiente.


Ciudadanía Corporativa: contribución que hace una compañía a la sociedad a través de sus principales actividades, inversiones sociales, programas benéficos, y su compromiso con la política pública. Concepción de la organización como miembro integrante de la sociedad, con el deber de promover su desarrollo y la preservación del entorno vital en donde realiza su actividad.


Desarrollo sostenible: el desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de que las futuras generaciones puedan satisfacer sus propias necesidades.


Derechos Humanos: libertades, reivindicaciones y facultades propias de cada individuo por el sólo hecho de pertenecer a la raza humana. Esto significa que son derechos de carácter inalienable (ya que nadie, de ninguna manera, puede quitarle estos derechos a otro sujeto más allá del orden jurídico que esté establecido) y de perfil independiente frente a cualquier factor particular (raza, nacionalidad, religión, sexo, etc.)


Diálogo social: conjunto de acciones de comunicación que se producen entre los diferentes actores sociales (empresas, administración pública, tejido asociativo,…) con el objetivo de abordar los principales retos existentes en nuestra sociedad.


Diversidad corporativa: estrategia empresarial que aprovecha el talento y competencias, experiencias, perspectivas y necesidades de las personas que forman los denominados grupos de interés de la empresa, para diseñar y potenciar el modelo de negocio.


Eficiencia energética. Práctica que tiene como objeto reducir el consumo de energía. La eficiencia energética es el uso eficiente de la energía, de esta manera optimiza los procesos productivos y el empleo de la energía utilizando lo mismo o menos para producir más bienes y servicios.  


Empresa Socialmente Responsable: empresa que incorpora la gestión de la responsabilidad a todos sus ámbitos de actuación y frente a todos sus grupos de interés.


Espíritu empresarial responsable: concepto de las Naciones Unidas que reconoce el papel de las empresas para conseguir un desarrollo sostenible y que las empresas puedan gestionar sus operaciones de modo que se fomente el crecimiento económico y se aumente la competitividad al tiempo que se garantiza la protección del medio ambiente y se promueve la responsabilidad social.


Gobierno corporativo: principios rectores y normas de actuación, formalizados públicamente, que establecen el modo de hacer negocios de la empresa y de relacionarse con los grupos de interés. Un buen gobierno corporativo persigue fortalecer la facultad de 



supervisión sobre la gestión de la compañía. Además, persigue reforzar la exigencia de lealtad de los miembros. Busca mejorar la transparencia y la fluidez en la información que se proporciona a los grupos de interés.


Grupos de Interés: son aquellas personas o grupos de personas interesados en la empresa, en razón de la posición que ocupan respecto de la misma (trabajadores, consumidores, accionistas…).


Huella social: conjunto de impactos que genera la actividad de una empresa sobre la sociedad en la que opera, afectando positiva o negativamente a las posibilidades de su desarrollo.


Huella de carbono. Es un certificado en el que se miden las emisiones de Dióxido de Carbono CO2 que se realizan en la cadena de producción de bienes, desde la obtención de materias primas hasta el tratamiento de desperdicios, pasando por la manufacturación y el transporte.  


Inversión Social: constituye un enfoque más integral de la relación empresa y sociedad que supone la extensión de los criterios empresarios al campo social, quitándole la faz caritativa para otorgarle otra más ligada al desarrollo y la sustentabilidad de los proyectos.


Inversión Socialmente Responsable (SRI por sus siglas en inglés): el fenómeno de las inversiones socialmente responsables, tal como se conoce hoy, empezó como respuesta al régimen de “apartheid” existente en Sudáfrica, cuando muchos inversores decidieron que no querían financiar a compañías con negocios en dicho país ya que eso conllevaba a fomentar la política de “apartheid”. Un fondo de inversión socialmente responsable es aquel en el que las inversiones, además de ofrecer la máxima rentabilidad y liquidez con el mínimo riesgo, están de acuerdo con la moral, valores y sistema de creencias de cada uno. La inversión ética es, una filosofía de inversión que mezcla objetivos éticos, medioambientales y sociales con objetivos puramente financieros.


Reputación corporativa de una empresa es la impresión que provocan en los grupos de interés las conductas de gestión percibidas, y condiciona sus actitudes de relación con la compañía.


Reputación interna: reconocimiento que hacen los empleados del comportamiento corporativo de su empresa, entendiendo por tal comportamiento no sólo la política de Recursos Humanos sino el conjunto de políticas corporativas con relación al resto de grupos de interés de la empresa.


Responsabilidad Corporativa: conductas exigibles a la empresa por los grupos de interés, en razón de la actividad que desarrolla.


Sostenibilidad corporativa: modo de gestión de una empresa, mantenido a lo largo del tiempo, que tiene en cuenta el conjunto de valores y expectativas que aseguran su futuro, minimizan sus riesgos, provocan su legitimación social y la elección de los grupos de interés para comprar, invertir, trabajar…


The Global Compact o Pacto Mundial de las Naciones Unidas se define a sí mismo como una iniciativa de compromiso ético destinada a que las empresas de todos los países acojan como una parte integral de su estrategia y de sus operaciones, diez principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Trabajo y Medio Ambiente.